President of UPR visit School of Medicine students

The President of the University of Puerto Rico, Dr. Walker Uroyoán R. Ramos, visited the Medical Science Campus and the School of Medicine. He said a few words to the students who participated in the activity Back to School, and also students and residents visiting the Conrado F. Asenjo Library.  Later, Dr. Walker went to the amphitheater where the class of 2017 and 2018 were surprise by his visit. The President encourage them to keep the good work, to study hard because “You are the future of our country”.

He toured the campus, talked with students and also expressed interest in improving communication between the Office of the President and students, making all of the Campuses of the UPR system, a good place to study.  Before he left we heard him said:  “If we serve students better, we make a better country.”

Examen médico: Check!

La actividad Back to School ofrecerá servicios de salud a bajo costo

28 de julio de 2014 05:00 am | Foto: THINKSTOCK

ÍNDICE | indice@gfrmedia.com

LIBROS, bultos, uniformes, calzados y… chequeo médico.

Con la finalidad de preparar a los niños y jóvenes en todo el sentido de la palabra para su retorno al salón de clases, la Clínica de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) ofrecerá una variedad de evaluaciones de salud a costos accesibles, “en solidaridad con la difícil situación económica que enfrentan muchas familias del país”, se informó por escrito.

La actividad denominada Back to School se llevará a cabo el sábado, 2 de agosto, de 8:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Centro Comercial Reparto Metropolitano, ubicado en la avenida Américo Miranda, en Río Piedras.

La clínica ofrecerá servicios de cernimiento visual, dental, auditivo y examen médico para niños y jóvenes. El costo por los cuatro servicios es $40, pero habrá otros adicionales disponibles, a cargo de los doctores y estudiantes de la Escuela de Medicina.

“Esta clínica permitirá identificar y canalizar para tratamiento adecuado problemas de salud oral, visual y auditiva en nuestros niños y jóvenes, durante una sola visita y a un costo accesible”, explicó la licenciada Evelyn Patiño Ortiz, administradora de la Clínica de la Escuela de Medicina.

“La detección temprana de muchas de estas condiciones permitirá establecer planes de cuidado que mejoren el estado de salud de estos pacientes y su posibilidad de un mejor desempeño académico”, añadió.

Los asistentes a las clínicas del Back to School también tendrán el beneficio de escuchar una charla educativa sobre bullying con espacio para contestar preguntas sobre el tema.

Para más información o si prefieres sacar una cita para las clínicas del Back to School, llama al (787) 758-7910, ext. 292.

Ciencias Médicas ofrecerá evaluaciones de salud a bajo costo

En solidaridad con la difícil situación económica que enfrentan muchas familias del País, la Clínica de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) organizó la actividad Back to School, donde ofrecerá una variedad de evaluaciones de salud a costos accesibles.

La actividad se llevará a cabo el sábado 2 de agosto, de 8:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Centro Comercial Reparto Metropolitano, ubicado en la avenida Américo Miranda en Río Piedras. La Clínica ofrecerá servicios de cernimiento visual, dental, auditivo y examen médico para niños y jóvenes. El costo por los cuatro servicios es $40.00, pero habrá servicios adicionales disponibles en la Clínica, que estará a cargo de los doctores y estudiantes de la Escuela de Medicina.

“Esta clínica permitirá identificar y canalizar para tratamiento adecuado problemas de salud oral, visual y auditiva en nuestros niños y jóvenes, durante una sola visita y a un costo accesible”, explicó la licenciada Evelyn Patiño Ortiz, administradora de la Clínica de la Escuela de Medicina. “La detección temprana de muchas de estas condiciones permitirá establecer planes de cuidado que mejoren el estado de salud de estos pacientes y su posibilidad de un mejor desempeño académico”, añadió.

Los problemas de visión pueden interferir con el proceso de aprendizaje, según explicó el doctor Luis Serrano Torres, director del Departamento de Oftalmología, quien recalcó la importancia de la Clínica para la detección temprana. “Por ejemplo, la ambliopía, también conocida como ojo vago, es una condición que tiene tratamiento si se detecta antes de la adolescencia”, sostuvo.

Asimismo, la salud oral es esencial para prevenir complicaciones mayores que podrían afectar desde la ejecutoria académica de los estudiantes, hasta su asistencia a clases. “Un niño con dolor de origen dental causado por caries o cualquier otra enfermedad oral, que no reciba atención médica, puede afectarse con problemas de concentración y en la ingesta de alimentos,” recalcó la doctora Ana López, catedrática de la Escuela de Medicina Dental del RCM.

Por su parte, la doctora Soami Santiago De Snyder, catedrática del Programa de Audiología, considera que la clínica de cernimiento auditivo ayuda en el diagnóstico diferencial de condiciones que tienen un impacto significativo en la vida de los niños, como déficit de atención, autismo y problemas de aprendizaje.

“Los problemas auditivos son invisibles, por lo cual el cernimiento auditivo es una medida esencial para su prevención e identificación. También previene problemas de oído medio y externo, que podrían resultar en pérdidas permanentes de audición de no ser identificados y tratados a tiempo”, comentó la doctora en Audiología.

Los asistentes a las clínicas del Back to School también tendrán el beneficio de escuchar una charla educativa sobre bullying con espacio para contestar preguntas sobre el tema. “El bullying es un tema de mucha vigencia y estaremos educando sobre las señales para identificar estrategias para lidiar con el mismo”, informó la doctora Lelis Nazario Rodríguez, directora del Departamento de Psiquiatría.

El evento es una iniciativa innovadora en Puerto Rico, donde por primera vez se integra un cernimiento en áreas de salud esenciales para el buen aprovechamiento académico.

Si está interesado en sacar una cita para las clínicas del Back to School, puede llamar al 787-758-7910, ext. 292.

Por  Circuito Informativo de Diálogo

De:Diálogo

Destacan exalumno de la UPR como uno de los científicos más influyentes de Estados Unidos

El estadístico, investigador, profesor y ex alumno de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, Dr. Rafael Irizarry Quintero, ha sido incluido en la lista de los científicos más influyentes de los Estados Unidos, publicada por la firma Thomson Reuters ScienceWatch.

El doctor Rafael Irizarry Quintero, es profesor de Bioestadísticas y Biología Computacional en el Instituto de Cáncer Dana-Farber (Dana-Farber Cancer Institute), y profesor de Bioestadísticas en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (Harvard School of Public Health).

El doctor Irizarry Quintero se graduó de la Facultad de Ciencias Naturales, del Recinto de Río Piedras de la UPR, en 1993, obteniendo un bachillerato en Matemáticas. Luego, en 1998, recibió su doctorado en Estadísticas, de la Universidad de California, en Berkeley. Su trabajo de tesis fue sobre modelos estadísticos para señales del sonido en la música.

Durante los últimos 14 años, el trabajo del doctor Irizarry se ha centrado en aplicaciones de la Estadística a la genómica. En particular, ha laborado en el análisis de datos producidos por tecnologías de medición modernas, para que otros puedan implementar los análisis que desarrolla. Irizarry crea softwares que comparte gratuitamente y con código abierto. Sus herramientas de softwares son muy utilizadas, y es uno de los líderes y fundadores del proyecto denominado Bioconductor, el cual proporciona algunas de las herramientas de softwares más utilizadas en el análisis de datos de genómicos.

El hecho de que tantos otros especialistas usan las herramientas desarrolladas por el Dr. Irizarry ha resultado en que sea uno del selecto grupo de 3,200 investigadores más citados en sus respectivos campos. La lista fue publicada en junio por la firma Thomson Reuters ScienceWatch, un recurso para las métricas de la ciencia y el análisis de rendimiento de la investigación.

En 2009, el Comité de Presidentes de Sociedades de Estadística (COPSS) nombró al Dr. Irizarry ganador del Premio de los Presidentes, uno de los más prestigiosos de la profesión. También recibió el Mortimer Spiegelman Award 2009, que honra a un destacado estadístico de salud pública menor de 40 años, y el American Statistical Association Noether Young Scholar Award 2001, conferido a investigadores menores de 35 años de edad, que tienen logros importantes de la investigación, particularmente, en estadísticas no paramétricas. De otra parte, por sus publicaciones ha ganado dos reconocimientos: American Statistical Association (ASA) Outstanding Statistical Application Award (2004) y ASA Youden Award in Interlaboratory Testing (2007).

Por Ámbar Gutiérrez Báez
Comunicaciones – OMDC
ambar.gutierrez@upr.edu

A 30 años de descubrirse el VIH

En junio de 1986, una delegación del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (RCM-UPR) llegó al Instituto Pasteur en París, Francia, para reunirse con el equipo de los doctores Luc Montagner y Françoise Barre-Sinoussi.

Tres años antes, en 1983, este grupo de científicos había descubierto el virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1), el virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA. Justo antes de esta visita, la Dra. Barre-Sinoussi había descubierto un segundo subtipo del virus, VIH-2.

Para esa fecha no se sabía bien cómo se transmitía el virus. Se conocía que el VIH no se transmitía por vías respiratorias y que su mecanismo de infección requería de una maquinaria molecular compleja, fabricada por el mismo virus. Se había documentado que era prevalente en la comunidad gay y entre los hemofílicos, dando paso a rumores falsos sobre el origen de la epidemia y un serio discrimen contra estas y otras poblaciones.

La idea de trabajar con el VIH representaba un gran desafío, pero era indudable que la Universidad debía aceptar este compromiso. El RCM firmó un acuerdo de colaboración con el Instituto Pasteur para establecer un modelo animal usando monos Rhesus para estudiar aspectos básicos y clínicos de la infección de VIH.

Como preámbulo a este acuerdo, el equipo científico del RCM recibió un riguroso entrenamiento científico en los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para poder aislar y crecer el virus. Además, gracias a una subvención de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), los laboratorios del Recinto fueron actualizados para poder trabajar con el VIH, según lo requerido por ley.

A meses de su descubrimiento, el Instituto Pasteur les entregó los virus VIH-1 y 2 al Laboratorio de Virología del RCM.  En abril de 1987, los científicos del RCM alcanzaron un gran logro: el primer aislamiento del VIH, realizado fuera de Estados Unidos Continental y Europa.

Cuando los científicos se dispusieron a investigar si los virus, tanto los aislados en el Instituto Pasteur como los que se aislaron en Puerto Rico, podían infectar células de monos Rhesus se toparon con una gran sorpresa. ¡El VIH-1 no podía infectar las células de Rhesus!

Era bien difícil creer que un virus que se sospechaba había sido transmitido del mono al hombre, no podía infectar a los monos Rhesus del Centro de Primates de la UPR.

Para descartar cualquier singularidad de la población de monos del Centro, los investigadores repitieron estos experimentos con muestras de Rhesus de otros lugares y de diferentes especies de monos provenientes de otros centros de primates de Estados Unidos. Todos los resultados indicaban lo mismo: a pesar de haber realizado los experimentos con gran rigurosidad, el VIH-1 y 2 infectaba a las células de primates con muy poca o ninguna efectividad.

¿Qué sucedía?  Al momento, los resultados no se podían explicar con los conocimientos que se tenían.  A pesar de los resultados negativos, los científicos en el Laboratorio de Virología consideraban importante que estos fueran publicados.

Normalmente, es sumamente difícil publicar en la literatura científica un resultado negativo. Sin embargo, debido a que los investigadores del RCM habían seguido un riguroso protocolo científico, publicaron sus resultados en el Puerto Rico Heath Science Journal.

Gracias a esta publicación, los científicos del RCM compartieron sus hallazgos con la comunidad científica estudiando el VIH.  Los inexplicables hallazgos del Laboratorio de Virología fueron, luego, confirmados por otros científicos.

Hoy sabemos que el VIH-1 no proviene del Rhesus, sino del chimpancé. También sabemos que el mono Rhesus tiene defensas naturales contra el VIH.

Las defensas naturales que poseemos los humanos contra VIH-1 no son efectivas y son destruidas por el virus una vez nos infecta. Mientras, las defensas del mono Rhesus no pueden ser destruidas por VIH-1.

Los científicos creen que el VIH-1 evolucionó a partir del Virus de Inmunodeficiencia de Simios (VIS) y que se transmitió de los primates a los humanos cuando cazadores en África entraron en contacto con la sangre de chimpancés y gorilas infectados.

En el caso del VIH-2, se sabe que este fue transmitido al humano por una especie de monos llamados Mangabeye. Estos monos son adoptados como mascotas, y transmiten el virus mediante sus mordidas o rasguños.

Esta es la primera de dos notas que Universia y Ciencia Puerto Rico publican en conmemoración de los 30 años del descubrimiento del VIH y el rol que ha jugado el laboratorio de Virología del RCM en el estudio del virus.

El autor es Director del Laboratorio de Virología, Departamento de Microbiología, Investigador Principal del Programa SNRP-NeuroSIDA, UPR-RCM y miembro de Ciencia Puerto Rico.

Fuente: Edmundo Kraiselburd / Especial para Ciencia Puerto Rico

Comienzan las clases en la Escuela de Medicina de Ciencias Médicas con nuevas tecnologías y acreditación máxima

El Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico recibe a sus alumnos durante este nuevo año escolar con una renovada biblioteca que incluye más tecnología y comodidades, más cursos en línea y con la Escuela de Medicina completamente

Los estudiantes de nuevo ingreso y primer año de medicina, 39 hombres y 66 mujeres para un total de 105 estudiantes, experimentan una modificación en las metodologías de enseñanza con un enfoque más integrado en las ciencias básicas y las clínicas con más atención en la relación médico-paciente.

La Escuela de Medicina del RCM recibió la acreditación sin restricciones por ocho años ininterrumpidos para ofrecer su grado académico de médico, es decir un MD. Así lo expresó a través de una misiva el Liaison Committee on Medical Education (LCME), agencia encargada de acreditar, por su calidad y excelencia, a instituciones de educación médica graduada en Estados Unidos y Canadá.

“Las escuelas de medicina deben cumplir con sobre 130 estándares de acreditación según el LCME. Éstos se dividen en cinco renglones: el escenario institucional, el programa educativo, los recursos educativos, el estudiantado y la facultad. Entre otros asuntos estos renglones profundizan en el medio ambiente académico, la administración, la estructura curricular, las políticas institucionales, las cualificaciones de los estudiantes, la disponibilidad de diversos servicios y la innovación en la educación, señaló el doctor Walter Frontera, decano de la Escuela de Medicina del RCM, quien reconoció la labor de la doctora María del Rosario González como coordinadora del proceso de acreditación.

Según la comunicación de la agencia acreditadora, además de cumplir con todo lo anterior, la escuela demostró varias fortalezas institucionales en áreas específicas como la visión institucional, el desarrollo de la investigación y el programa educativo.

“Se incorporó de tal manera la investigación en el currículo que muchos alumnos se han entusiasmado por participar. Más del 60 por ciento de la matrícula anualmente asiste voluntariamente a realizar investigación durante el verano en diversas áreas de la salud, en instituciones como la Clínica Mayo, John Hopkins y MD Anderson Cancer Center. Nuestro interés es fomentar la investigación básica y clínica temprano en la carrera de medicina”, sostuvo el Dr. Frontera.

Igualmente, los evaluadores de la agencia acreditadora resaltaron el uso notable de la tecnología para apoyar la educación de la medicina y el aumento en la oferta académica. Recientemente, la Escuela adquirió los muñecos simuladores que suponen ser adultos o niños con los síntomas reales que viven los pacientes. Por otro lado, una nueva iniciativa brinda la oportunidad que los estudiantes tengan computadoras portátiles y accedan a sus libros de texto digitalizados. La nueva tecnología les permite acceder a diversos textos a la vez, marcarlos digitalmente y grabar la información para futuras referencias.

Esta novedosa manera de educar es posible por la cuota de tecnología durante el proceso de matrícula. Para puntualizar el acceso a la tecnología vanguardista la escuela comenzó el desarrollo del Centro de Educación Médica. El Centro, que ocupará toda un ala del quinto piso del edificio principal del recinto, integrará la tecnología: simuladores, modelos anatómicos y pacientes estandarizados para el beneficio del proceso educación-aprendizaje de los estudiantes, los residentes y la facultad.

La directora de la Oficina de Currículo de la Escuela de Medicina, la pediatra Deborah H. Silva, manifestó que todos estos adelantos en la tecnología y enfoques novedosos e integrales en cada clase ayudan a optimizar las destrezas de la relación médico-paciente, la comunicación, el profesionalismo, la ética y el humanismo. “Todo esto con el fin de adiestrar médicos que cumplan con nuestros objetivos de excelencia tanto en conocimiento como en las destrezas clínicas y actitudes profesionales”.

El doctor José Carlo, rector del Recinto de Ciencias Médicas añadió que el personal del Comité Acreditador enalteció la accesibilidad, el compromiso y la diligencia del Decano, así como el respeto que inspira. Añadió que el LCME resaltó como sobresaliente el compromiso de la facultad, la administración y el equipo de trabajo de la Escuela con la educación, la salud y el bienestar de los estudiantes.

“En este renglón la doctora Deborah Silva y su equipo realizan una labor encomiable. Actualmente, el currículo fomenta la inclusión de las humanidades en los cuatro años de estudio. Se ha creado la Academia Humanística de la Medicina para fomentar el desarrollo y la integración de los conocimientos y valores de estas dos disciplinas en las ciencias biomédicas y los programas de residencia”, sostuvo Carlo.

Para el Comité existe una excelente relación de trabajo entre los miembros de la Escuela de Medicina y las clínicas afiliadas, además de la diligencia y la concordancia en la labor que a diario se realiza con los hospitales que componen el Centro Médico y los diversos talleres clínicos a los que asisten los estudiantes. Esto resulta de gran impacto en la comunidad.

La mayor acreditación que un comité otorga a una escuela de medicina es de ocho años. La próxima visita para analizar el estado de situación de la escuela es entre el año académico 2016 y 2017.

Fuente: Recinto de Ciencias Médicas, Universidad de Puerto Rico

Acreditación máxima para la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas

“Las escuelas de medicina deben cumplir con sobre 130 estándares de acreditación según el LCME. Éstos se dividen en cinco renglones: el escenario institucional, el programa educativo, los recursos educativos, el estudiantado y la facultad. Entre otros asuntos, estos renglones profundizan en el medio ambiente académico, la administración, la estructura curricular, las políticas institucionales, las cualificaciones de los estudiantes, la disponibilidad de diversos servicios y la innovación en la educación”, señaló el doctor Walter Frontera, decano de la Escuela de Medicina del RCM, quien reconoció la labor de la Dra. Maria del Rosario González como coordinadora del proceso de acreditación.

Según la comunicación de la agencia acreditadora, además de cumplir con todo lo anterior, la escuela demostró varias fortalezas institucionales en áreas específicas como la visión institucional, el desarrollo de la investigación y el programa educativo.

“Se incorporó de tal manera la investigación en el currículo que muchos alumnos se han entusiasmado y más del 60 por ciento de la matrícula asiste voluntariamente a realizar investigación durante el verano en diversas áreas de la salud, en instituciones como la Clínica Mayo, John Hopkins y MD Anderson Cancer Center. Nuestro interés principal es fomentar la investigación básica y clínica temprano en la carrera de medicina”, sostuvo el Dr. Frontera.

Igualmente, los evaluadores de la agencia acreditadora resaltaron el uso notable de la tecnología para apoyar la educación de la medicina y el aumento en la oferta académica. Recientemente, la escuela adquirió los muñecos simuladores que suponen ser adultos o niños con los síntomas reales que viven los pacientes. Por otro lado, una nueva iniciativa brinda la oportunidad que los estudiantes tengan computadoras portátiles y accedan a sus libros de texto digitalizados. La nueva tecnología les permite acceder a diversos textos a la vez, marcarlos digitalmente y grabar la información para futuras referencias. Esta novedosa manera de educar es posible por la cuota de tecnología durante el proceso de matrícula.

Para puntualizar el acceso a la tecnología vanguardista la escuela comenzó el desarrollo del Centro de Educación Médica. El Centro, que ocupará toda un ala del quinto piso del edificio principal del recinto, integrará la tecnología: simuladores, modelos anatómicos y pacientes estandarizados para el beneficio del proceso educación-aprendizaje de los estudiantes, los residentes y la facultad.

El doctor José Carlo, rector del Recinto de Ciencias Médicas añadió que el personal del Comité Acreditador enalteció la accesibilidad, el compromiso y la diligencia del decano, así como el respeto que inspira. Añadió que el LCME resaltó como sobresaliente el compromiso de la facultad, la administración y el equipo de trabajo de la Escuela con la educación, la salud y el bienestar de los estudiantes.

“En este renglón la doctora Deborah Silva y su equipo realizan una labor encomiable. Actualmente, el currículo fomenta la inclusión de las humanidades en los cuatro años de estudio. Se ha creado la Academia Humanística de la Medicina para fomentar el desarrollo y la integración de los conocimientos y valores de estas dos disciplinas en las ciencias biomédicas y los programas de residencia”, sostuvo Carlo.

Para el comité existe una excelente relación de trabajo entre los miembros de la Escuela de Medicina y las clínicas afiliadas, además de la diligencia y la concordancia en la labor que a diario se realiza con los hospitales que componen el Centro Médico y los diversos talleres clínicos a los que asisten los estudiantes. Esto resulta de gran impacto en la comunidad.

La mayor acreditación que un comité otorga a una escuela de medicina es de ocho años. La próxima visita para analizar el estado de situación de la Escuela es entre el año académico 2016 y 2017.

Fuente: Oficina de prensa y comunicaciones, Recinto de Ciencias Médicas, Universidad de Puerto Rico